Cinco comportamientos que cultivan una cultura empresarial de mayor innovación

Por Greg Ratcliff, Chief Innovation Officer de Vertiv.

634

Analizaré la cultura de innovación de Vertiv a través del lente de cinco comportamientos que contribuyen con la adopción de ideas y el fortalecimiento de los músculos de innovación de la compañía.

Desde que asumí el puesto de Director de Innovación en 2020, gran parte de mi responsabilidad ha sido formalizar y ampliar el proceso de innovación de la empresa y lo hago mediante desarrollos, como la creación de nuestro programa de exploración tecnológica, el cual recluta a miembros de la empresa para alejarse de sus escritorios y sumergirse en el mundo exterior, para descubrir tecnologías e ideas que impacten en nuestro negocio en el futuro. En menos de dos años, el programa aportó cientos de nuevas ideas que podrían resultar en patentes algún día.

A lo largo de este proceso, esperaba resolver un dilema que sentí que enfrentábamos como compañía, que la mayoría de empresas están encarando como consecuencia de la interrupción provocada por la pandemia y las continuas dificultades en la cadena de suministros.Con mucha frecuencia, no les pedimos a nuestros ingenieros, programadores o gerentes que den un paso atrás y adopten una visión general y más curiosa. Más bien, confiamos en ellos para que resuelvan los problemas y desarrollen soluciones que la compañía necesita ahora, no para los próximos años. Esta es la naturaleza del negocio, pero quizás sea hora de reconocer que para florecer la innovación se necesita tiempo y oportunidades, no solo para apagar los incendios, sino también para inventar mejores mangueras.

Pensé cómo podía fomentar una mentalidad más innovadora en mi equipo y esto me llevó de vuelta a una sección de uno de mis libros favoritos, “Eat, Sleep, Innovate: How to Make Creativity an Everyday Habit Inside Your Organization.” He tenido la oportunidad de reunirme con su autor, Scott D. Anthony, y por mucho tiempo admiré su enfoque en cultivar ideas innovadoras en aquellos que podrían no ser intrínsicamente curiosos ni colaboradores. Una sección del libro destacada es donde identifica los cinco comportamientos que contribuyen a mejorar la cultura e impulsar el éxito de una compañía:

La curiosidad: poner a los empleados en un entorno donde se sientan cómodos con la exploración de nuevas ideas y en situaciones ajustadas a sus intereses, no solo a sus departamentos.

El enfoque en el cliente: reconocer que la invención es innovación sólamente si es valorada por los clientes.

La adaptabilidad en la ambigüedad: adaptarse y prepararse ahora mediante analizar sus ofertas de productos actuales y cómo estas pueden satisfacer las necesidades de la industria a pesar de las interrupciones provocadas por los cambios mundiales.

La colaboración: crear un entorno que colaboración diversa donde se compartan ideas e información desde su concepción.

El empoderamiento: asegurarse que las ideas sean escuchadas y que las aportadas sean debidamente reconocidas.

Ya sea para analizar cuáles gases se aceptarán en las futuros aires acondicionados para salas de cómputo o prepararse para cuando el enfriamiento por aire no alcance para enfrentar el calor generado por los chips, estos son los comportamientos que espero inculcar en mi equipo cuando nos reunimos en nuestro laboratorio de “trabajos informales” y tratamos de determinar cómo Vertiv puede responder de manera innovadora a estos cambios para ayudar a nuestros clientes a alcanzar el éxito.